jueves, 14 de abril de 2011

Rindiendo Cuentas

En días pasados, Miguel Ángel García Nieto presento balance de su legislatura, y me van a permitir que le dedique mi comentario, como ejemplo que no el único de muchos Alcaldes que han sabido estar con sus municipios, algunos de los cuales volverán a estar junto a ellos, otros en cambio al igual que sus concejales dejan paso a nuevas caras, que esperemos no defraudarán.
Es un reconocimiento que muchos merecen pero que casi ninguno tiene, ellos son, junto con sus compañeros, los concejales, los que hacen que suene la melodía de forma coordinada y no existan notas discordantes.
Fue un acto que yo califique de espectacular, pero no solo por la puesta en escena y el magnífico discurso que pronuncio, sino espectacular por la cantidad de proyectos, cifras invertidas, colectivos beneficiados…, que entre otros han sido objetos y objetivos conseguidos a lo largo de estos cuatro años, aunque también hayan quedado otros en el camino.
Y es que, es muy cierto que la mente humana es muy olvidadiza y lo que ayer se hizo, hoy ya se olvido y conviene recordar lo que muchos Alcaldes hacen en y por sus municipios, porque a pesar de existir ovejas negras, hay gran cantidad de Alcaldes, Concejales, y personas en general que se dedican a la política de forma honrada, y que lo único que les mueve es tratar de resolver problemas y ejecutar proyectos para todos los vecinos de su localidad.
Agradecido a todos sus Concejales, incluso a los Alcaldes pedáneos, agradecido a todos los colectivos, empresariales, sindicales, asociaciones…, que desde las aportaciones o a veces la crítica han sido el estímulo para el mismo y su equipo, agradecido con las administraciones que le han apoyado como no podía ser de otra forma, supo estar como siempre, a la altura que merecía el acto, y transmitió también como siempre, cercanía, trabajo e ilusión, la misma con la que afronta una nueva etapa.
Terminaba su intervención diciendo que es hermoso trabajar por tus vecinos, hermoso ayudar a resolver problemas, hermoso tratar de construir una ciudad de futuro para nuestros hijos y sobre todo hacerlo con toda la ciudadanía.
Por último terminaré con una frase que yo repito muy a menudo, aunque ello implique a veces llorar de rabia, no dormir muchas noches, dejar a tu hijo, tu familia y a ti mismo, en segundo o tercer plano demasiadas veces, pero que como les digo, yo utilizo en multitud de ocasiones, decía, ES UN ORGULLO SER ALCALDE DE MI PUEBLO.
A MIS VECINOS.

Marisol Montalvo

No hay comentarios:

Publicar un comentario